Inicia sesión | Regístrate

El sector pecuario en América Latina

Las extensas áreas de pasturas, el régimen climático favorable y el uso racional de insumos, hacen de América Latina un importante productor pecuario, el cual además de satisfacer las demandas de alimentos, garantiza la seguridad alimentaria regional y mundial.


Sector Pecuario


De acuerdo con la FAO más de un billón de personas dependen del sector ganadero en Latinoamérica y el Caribe. Debido a las bondades que tiene la industria pecuaria como el hecho de ser proveedor del sustento diario, ayudar a la conservación de ecosistemas, promover la conservación de la vida silvestre y satisfacer los valores culturales y tradiciones.


La producción pecuaria familiar o de traspatio juega un papel muy importante ya que da solución a problemas como el hambre en ciertas regiones de América Latina y el Caribe. Además, contribuye al crecimiento del producto interno bruto y refuerza las exportaciones.


Los pequeños productores generan una parte importante de lo que se consume a nivel interno en cada país. El impacto que esto genera es que además de proveer de alimento a su región, también mejoran la seguridad alimentaria y sin duda el desarrollo rural sustentable prospera.


El sector pecuario en América Latina y el Caribe, según datos de la FAO, ha crecido a una tasa anual del 3,7% con respecto a años anteriores, superior a la tasa promedio de crecimiento global del PIB. La ganadería ha tenido un enorme crecimiento en el Cono Sur debido al incremento de la demanda mundial por productos de origen animal. Este crecimiento acelerado ha permitido que Latinoamérica sea la región que más carne bovina y carne de ave exporta a nivel mundial.


Retos del sector pecuario


Todo lo anterior representa un gran avance en el sector. Es la oportunidad que tienen los países para desarrollarse gracias al impulso y crecimiento del mismo, lo cual presenta la oportunidad para que se generen riquezas y a la vez se pueda mitigar la pobreza.


Sin embargo, a la par que la industria crece también aumentan las preocupaciones por la necesidad de crear un sistema que haga de esta una producción sostenible, con sistemas de producción sustentables, que a la vez tomen en cuenta y consideren los efectos que este crecimiento del sector puede traer para los pequeños productores, consumidores y al medio ambiente.


Para crear programas que apoyen a los pequeños productores y a la creación de políticas para el cuidado del medio ambiente, algunos de los factores a considerar son:


● Aumentar la productividad y eficiencia productiva;
● Mejorar la calidad e inocuidad de los productos del sector;
● Lograr una ganadería respetuosa con el medio ambiente que contribuya a la conservación de la biodiversidad y al manejo sostenible de los recursos naturales;
● Aumentar la flexibilidad para responder a cualquier cambio estructural del sector de la agricultura.


Producción sostenible


De acuerdo con el informe de perspectiva de la FAO/OCDE el sector pecuario en latinoamérica y el caribe crecerá un 16% en los próximos 10 años, lo cual significa que la apertura comercial seguirá siendo de gran importancia para los países de América Latina y el Caribe.


Este crecimiento dará pie a que se generen más empleos y se podrá asegurar la alimentación para millones de personas a nivel regional.


La demanda para alimentos de origen animal sigue creciendo, se espera un aumento adicional del 70% para el 2050 comparado con el año 2010, según datos de la Revista Cubana de Ciencia Agrícola. No obstante, para hacer frente a este crecimiento y abastecer a toda la población esperada para esos años se necesitarán políticas e inversiones que garanticen y fortalezcan el rol productivo y social del sector pecuario.


La producción pecuaria a largo plazo y explotación de los recursos naturales podrían ser insostenibles si no se toman las medidas necesarias. El impacto ambiental que genera este y otros sectores pueden llegar a reducir la productividad, dejando condicionado el crecimiento y expansión de las fronteras agrícolas sobre ecosistemas naturales. Pero está expansión requiere de un enfoque sostenible para evitar la explotación sobre los recursos naturales y el medio ambiente de la región.


Sanidad animal


Las enfermedades que afectan a los animales de producción pueden tener un efecto devastador sobre la productividad de los animales. Como resultado de la globalización y del cambio climático, el mundo se está enfrentando a un crecimiento sin precedentes de la aparición y reaparición de afecciones de los animales.


La educación sanitaria es un componente clave en el control de las enfermedades animales. Los padecimientos que afectan al ganado, a la producción, la economía y la seguridad alimentaria en la región son diversas como por ejemplo: en el caso de los cerdos la más reciente enfermedad es la Peste Porcina Africana (PPA) la cual no daña al ser humano pero si puede ser transmitida por las personas hacia los animales. La fiebre aftosa, puede afectar al ganado porcino, bovino, ovino y caprino.


Los países de Latinoamérica deben reforzar sus servicios de salud animal, pública y ambiental, para mejorar el control de las enfermedades endémicas en cada región. La creación de programas y material para incentivar el reporte de enfermedades, sobre todo el tratamiento preventivo para todos los animales, especialmente con la creación de políticas adecuadas basadas en una estricta vigilancia epidemiológica.


Es inevitable que las enfermedades afecten a las granjas pero la propagación de las mismas a través de las fronteras se puede evitar, de lo contrario estas pueden llegar a ser devastadoras a nivel económico, comercial y social sobre todo en aquellos países donde la importancia del sector ganadero es muy elevada.


Principales exportadores latinoamericanos de carne


Brasil es el país que más crece entre las mayores potencias productoras de alimentos del mundo. Además es el que encabeza las exportación de carne bovina y de pollo de latinoamérica convirtiéndolo en el 5to mayor exportador a nivel mundial.


Argentina por su parte, disminuyó sus exportaciones para abastecer la carne a menor precio en su país debido a la crisis económica que está afectando al mundo por la pandemia. Esta medida se hizo como parte de un acuerdo con el gobierno. (dato extraído de El Financiero)


Por su parte México ocupa el sexto puesto como productor mundial de carne de cerdo y el octavo en exportación de carne de res.


Si bien estos logros han sido el resultado de años de arduo trabajo y ha detonado el crecimiento económico en varios países de Latinoamérica, son pocos los pequeños productores que se han beneficiado del todo, lo cual es un claro indicador de la importancia sobre las políticas públicas que les favorezca a todos. La creación de programas, asesorías y educación con la cual se apoye el crecimiento de los pequeños productores puede ser el parteaguas para crear un sector sostenible y sustentable para el medio ambiente. 

 

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.






Olvidé mi contraseña

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.