• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Manejo de becerros de engorda en semiestabulación en el trópico

  • Q
  • Septiembre 24, 2018
  • G
  • 6533
  • 7
  • j
  • 0
i
Autor: Fernando Livas Calderón
Colaboradores: Eliazar Ocaña Zavaleta
  • A
  • A
  • A

Introducción

La producción de carne bovina en las zonas tropicales de México se basa principalmente en el pastoreo directo de praderas naturales e introducidas, siendo los pastos la fuente de alimento más abundante y económico para los becerros y toretes en pastoreo. La producción de carne bovina en nuestro país, es el segundo producto que genera valor (después de la carne de pollo) en el sector agropecuario. La carne de bovinos ha tenido un crecimiento importante durante la última década; a un ritmo promedio anual de 1.6 %, impactando en la reducción de las importaciones de carne.

La producción de carne de res se puede dividir en tres etapas con características particulares: a) cría de becerros; b) engorda de becerros, y c) industrialización y comercialización.

En México durante 2017 se produjeron cerca de 1.900,000 toneladas de carne de res en canal, que en su mayoría se produjo en las regiones tropicales, siendo el estado de Veracruz el mayor productor de carne con 14.2 %. Por lo anterior, las regiones tropicales han sido consideradas la fuente más importante en la provisión de becerros para la producción de carne bovina; por tal motivo, es apremiante que en los sistemas de doble propósito en el trópico se mejoren los índices reproductivos en las hembras bovinas, a fin de obtener cada año un mayor número de becerros destetados y por lo tanto mayores ingresos económicos.

Desarrollo de becerros del destete a media ceba en pastoreo

En las unidades productivas de doble propósito está muy generalizado destetar los becerros a los 7-8 meses de edad, con pesos que varían entre 140-170 kg. Después del destete, cada animal sufre una pérdida importante de peso entre 8 a 10 kg. Esto es debido a que los becerros dejan de recibir la leche de la madre, pasando por un estrés en el cambio de la alimentación, sufriendo un efecto negativo por la falta de la vaca junto a su becerro.

Los becerros destetados en las unidades productivas de doble propósito, generalmente son adquiridos por otros productores que conducen su crecimiento y desarrollo hasta la etapa de media ceba (360 o 380 kg), y posteriormente son vendidos a otros productores que los finalizarán en un sistema de estabulación.

Manejo zootécnico y medicina preventiva en los becerros de engorda

Cuando los becerros destetados son adquiridos por los productores que los van a engordar a media ceba (lo que se conoce como encaminar), es necesario realizar las siguientes actividades zootécnicas dirigidas a obtener buenos resultados dentro del sistema de producción de carne:

  1. Pesaje del ganado recibido
  2. Identificación individual de los becerros
  3. Colección de muestras de excremento (individual) para identificación de parásitos gastrointestinales o fasciola hepática.
  4. Aplicación de un implante anabólico de calidad cuando los becerros pesen 240 kg.

En cuanto al programa de medicina preventiva es necesario:

  1. Desparasitar los becerros contra parásitos gastrointestinales y pulmonares considerando los resultados del análisis coproparasitoscópico.
  2. Aplicación de 6 ml de vitamina A, D, E por vía intramuscular (cada 3 meses).
  3. Aplicación de vacuna contra la rabia paralítica bovina o
  4. Aplicación de vacuna triple (carbón sintomático, edema maligno y Manheimia haemolytica).

Manejo de la complementación alimenticia en pastoreo

El sistema de producción de carne semiestabulado, se refiere a la combinación del eficiente uso de la pradera combinado con una complementación alimenticia del ganado la cual sea de bajo costo para el productor. La combinación de estos dos aspectos debe de dar como resultado:

  1. Altas ganancias diarias de peso (900 g a 1.100 kg/animal/día).
  2. Consumo de forraje adecuado para los animales (30-45 kg/animal/día).
  3. Adecuada utilización de las praderas.
  4. Alcanzar en 6-7 meses el peso correcto de la media ceba (360-370 kg).
  5. Reducir los ciclos de la engorda (menos del año) y asimismo obtener excelentes utilidades económicas.

Manejo del pastoreo para los becerros de engorda Importancia del manejo del pastoreo

La fuente principal en la alimentación del ganado bovino en los sistemas de producción bovina en el trópico es el pastoreo. Por ello es muy importante llevar a cabo un buen manejo y control del mismo. Para lograrlo debemos tener en mente un plan de establecimiento y mantenimiento de praderas, generalmente con gramíneas que se adapte a la región donde nos encontremos. Algunas de la gramíneas más comunes en las zonas tropicales son: Pasto Insurgentes (Brachiaria brizantha), Pangola (Digitaría decumbens), Estrella Santo Domingo (Cynodon nlemfuensis), Privilegio, Tanzania, Mombaza (Panicum maximun); así como gramíneas nativas diversas (Paspalum Ssp), entre otras.

Cualquier gramínea que pensemos utilizar debe estar bien establecida y cultivada, libre de malezas de hoja ancha y hoja angosta. Dependiendo de la región y el tipo de gramíneas, se debe cuidar el número de animales por hectárea (ha) que se pueden mantener en los potreros durante todo el año. Como regla general, no se debe rebasar la carga animal más arriba de 2.0 UA/ha/año (Mott, G. O. 1983). Si rebasamos esta carga, y además no se tiene un programa de presupuesto forrajero (forraje ensilado o henificado) para complementar en las épocas bajas (invierno-sequía), nuestros animales bajarían su condición corporal y por ende bajas ganancias de peso.

Además se tiene que considerar la utilización de un buen modelo de pastoreo que nos ayude a controlar los tiempos de pastoreo y descanso en la pradera de una manera adecuado. Por lo que es importante considerar, los días de pastoreo por división o potrero no deben exceder de más de 3 días, los tiempos de descansos en verano entre 22-25 días, y en el invierno-sequía 35-40 días (Savory, 1980).

En las Figuras 1 y 2 se muestran diferentes esquemas de rotación de potreros para realizar un buen pastoreo, para que los tiempos de pastoreo y descanso sean los adecuados.


Mediante el manejo adecuado del pastoreo podemos controlar la edad de la planta y así ofrecer pasturas de buena calidad. Esto es referido a los porcentajes de proteína cruda (PC), digestibilidad (DG) y niveles de fibras detergente neutro, fibra detergente ácido y lignina (FDN, FDA, LG).

Como se muestra en la Figura 3, (estructura de celular la planta) proteína cruda (PC), Digestibilidad (DG) y fibras, estos valores son indicadores de la buena o mala calidad de la pastura. Cuando no hay un buen manejo en el pastoreo, y que además se les proporciona platas con más de 40 días de reposo, se rompe con la calidad de los pastos originando un bajo aprovechamiento por el animal.

Otras alternativas para un buen control del pastoreo

En forma general casi nunca nos preocupamos por conocer el comportamiento del crecimiento de las plantas que utilizamos en los sistemas de pastoreo (Días de pastoreo y descanso) (ver Figura 4). Es decir, considerar la fecha de corte en los forrajes que se usan para corte, y en los potreros la fecha en que se realizó el pastoreo, así como el tiempo de recuperación. Esto tiene que ver con dónde, cuándo y cuántos animales deben pastorear en un potrero.

Los conceptos carga animal, días de pastoreo y días de descanso son muy útiles para llevar a cabo un buen manejo del pastoreo. Pero nos preguntamos ¿qué es la carga animal? la respuesta es: El número de animales en un área de terreno dada, en un periodo de tiempo en Unidades Animal por hectárea (UA/ha). Donde las ganancias diarias de peso, gramos por animal/día o kilogramos/ha, no se deben verse afectadas, principalmente cuando existe un sobrepastoreo; es decir, debe haber un equilibrio entre la cantidad de materia seca (Kg MS) presente/ha disponible y el número de animales en pastoreo. En el momento que se rompe este equilibrio, las ganancias diarias de peso por animal disminuyen.

Esta definición de carga animal no considera la capacidad de carga del potrero entonces podemos preguntarnos, ¿qué es capacidad de carga? Es la posibilidad real que tiene un potrero de mantener un cierto número de animales, por un tiempo determinado (ver Figura 5).

Pero antes de calcular la carga animal es necesario saber ¡cuánto forraje producen los potreros! Pero esto no se puede calcular a “ojo” pues eso es un modo poco preciso y variable, esto es debido a la diferencia de relieve del suelo y del clima. Entonces podemos preguntarnos ¿Porqué es importante realizar el cálculo del rendimiento de forraje?. En primer lugar podemos decir tanto es importante conocer el total de materia seca presente (MSP Kg/ha), así como para calcular los requerimientos que tienen cada uno de los animales en pastoreo. Por otro lado, también es importante evaluar la composición botánica (CB), que son los componentes de plantas comestibles y no deseables, como son gramíneas (GM), leguminosas (LG), maleza de hoja ancha (MA), malezas hoja angosta (MN), además de asegurar que haya una cubertura vegetal en toda el área de pastoreo. Para tener una buena eficiencia en el uso del forraje en el área de pastoreo, antes de introducir los animales, es necesario evaluar la cantidad de materia seca disponible (Kg. MS) dentro del área a utilizar para el consumo. Para calcular la disponibilidad de materia seca por hectárea existen varios métodos de muestreo entre los más utilizados están: Muestreo directo, indirecto, y el combinado que es el método de rendimiento doble comparativo (Haydock y Shaw, 1975).

El método combinado es sencillo y eficaz, consiste en seleccionar en el área de pastoreo 5 muestras reales, las cuales se van a comparar con muestras visuales, utilizando una escala de calificación del (1 al 5). Se utiliza un cuadrante de 50 x 50 cm por lado, que equivale un área de total de 0.25 m2, donde el 1 es la muestra de menos forraje en cuanto cobertura y altura mientras que la muestra 5 es la de máxima cobertura y altura, con los puntos intermedios (2, 3 y 4). Estas muestras reales son comparadas con muestras visuales las cuales al final sirven para promediar la cantidad de forraje que salió entre las muestras reales y los promedios de las muestras visuales. Una vez seleccionadas las muestras reales se da inicio a la evaluación del muestreo, lanzando el cuadrante al azar en el potrero para realizar la comparación de las muestras reales con las visuales.

También es importante evaluar las especies forrajeras existentes tales como la composición botánica de la pradera (CB), esto con el fin cuantificar que especie contribuyen dentro del área de pastoreo que el animal puede consumir o dejar de hacerlo. Así se evalúa que porcentaje de gramíneas (GN), leguminosas (LG), malezas de hoja ancha (MA) y malezas de hoja angosta (MN) contribuyen positiva o negativamente, dentro de la composición de especie dentro la pradera De esta manera podemos aplicar una estrategia de mantenimiento y uso de la pradera conociendo  en  realidad  que  especies  son  deseables  para  la  alimentación del bovino en pastoreo. Cuadro1. Representa el número de muestras, así como la calificación dada en cantidad y altura de forraje en un cuarto de metro cuadrado.

La carga animal es un aspecto muy importante que debe de tomar en cuenta, pero la mayoría de los sistemas de producción casi nunca aprovechan esta herramienta. La carga animal es muy útil para el buen funcionamiento en lo que se refiere al equilibrio entre disponibilidad de la pastura y número de animales por superficie. Podemos ejemplificar de manera sencilla el cálculo de carga animal en unidades animal por hectárea, cabezas por hectárea o unidades animal estándar por hectárea. Por ejemplo: Para el caso de carga animal, unidades animal por hectárea y unidades animal estándar, se utiliza como base el valor de una unidad, que es igual a un valor de 450 kg de peso vivo; también se debe saber el peso total del hato y conocer el número de hectáreas que están en uso de pastoreo. Por ejemplo, sí, si tenemos un peso total en el hato de 20,000 kg, este peso lo dividimos entre 450 kg, que es el valor de la unidad y el resultaos de estos dos factores, lo dividimos entre la superficie de pastoreo, entonces se obtiene las UA/ha.

Para el caso de unidades animal estándar/ha., este método es muy útil cuando en la unidad productiva no se cuenta con una báscula. De tal manera, se considera un rango estimado al valor de la Unidad Animal de 450 kg de peso vivo, es decir si tenemos 10 sementales de un peso de 900 kg, tendremos 20 unidades animal estándar; en caso de vacas que tengan un peso mayor de 450 kg de peso, se le da un valor de 1.02 unidades y así sucesivamente. Por otro lado, para calcular la carga animal en cabezas por hectárea, y que no rebase el peso vivo de 450 kg, es mucho más fácil realizar el cálculo, pues se obtiene dividiendo el número de animales entre la superficie en pastoreo, es decir 20 animales entre las hectáreas en pastoreo. Para el caso del cálculo de unidades animal estándar por hectárea también se le da un valor representativo con respecto al valor de la unidad, es decir un toro de cruza Cebú con suizo que pesa 900 kilogramos equivale a 2 unidades animal estándar.

Resultados productivos en becerros de engorda bajo semiestabulación en el CEIEGT (Rancho “El Clarín”), 2017.

Utilizándose un sistema semiestabulado y pastoreo rotacional intensivo, con pastura asociadas con gramas nativas y pasto insurgentes (Brachiaria brizantha) en el 2017 se engordaron en el CEIEGT UNAM (Rancho “El Clarín”) 39 becerros durante 165 días (abril-septiembre). Los toretes recibieron diariamente 1 kg de alimento concentrado con 12 % de proteína cruda. Los resultados de la ganancia de peso individual desde el inicio hasta los 165 días de engorda fueron de 176.4 kg, resultando ganancias diarias de peso de 1.069 kg. El peso promedio final de los toretes fue de 330 kg (ver Figura 6). El valor de cada animal a la venta fue de $15,510.00 y en el total de animales de $604,890.00. La cantidad de alimento concentrado utilizada fue de 7.215 toneladas que considerando el costo del alimento/ton a $6,000.00, la inversión en concentrado fue $43,290.

El sistema de engorda semiestabulado utilizado actualmente en el Rancho El Clarín de la FMVZ-UNAM, representa un modelo factible y sencillo para ser reproducido por pequeños y medianos productores ya que se tienen ganancias de peso altas y el consumo de alimento es bajo (1.0 kg) por animal por día, obteniéndose de esta manera un ingreso económico atractivo para los productores.

Conclusiones

La complementación alimenticia en las zonas tropicales debe realizarse durante las épocas críticas con productos disponibles en cada región; también es factible utilizar prácticas de conservación de forrajes (silos y henos), considerando que son de bajo costo para el productor.

Bibliografía

Haydock KP, Shaw NH. 1975. The comparative yield method for estmating dry matter yield of pasture. Australian Journal of Experimental Agriculture and Animal Husbrandy, 15: 663-670.

Mott, G. O. 1960. Grazing pressure and the measurement of pasture production.

Proceedings of the 8th International Grassland Congress, pp 606-611.

Voisin, A. 1974. Productividad de la hierba; Madrid; España; Ed. Tecnos.

 

COMENTARIOS

Jose Efrain Rodriguez | Zacatecas, México
25 de Sep, 2018 08:40:48 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy buena información y ejemplos sobre los análisis.

Mc Adrian Polidoro Moguel | Chiapas, México
25 de Sep, 2018 10:29:37 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Admirando como siempre su entrega y productividad profesional en beneficio del sector pecuario, un abrazo mi estimado Dr. Livas

Ma de la Luz Moreno | Michoacán, México
26 de Sep, 2018 01:35:14 pm
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Gracias, por una  buena y útil información.

Renato Coppola | Campania, Italia
27 de Sep, 2018 07:51:27 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Estimado Dr. Livas, su artículo fue para mí que vivo en Italia muy interesante. He estado muchas veces en México para empezar una ganadería de doble propósito en el estado de Campeche, pero nunca he encontrado un buen rancho, ¿podría ser tan amable de informarme si conoce algún rancho que se adapte a mis necesidades? mi correo es rencoppola@virgilio.it    

Estaré en Campeche el principio del nuevo 2019. Muchas gracias Renato Coppola Ganadero Italiano Búfalo

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2020, Pecuarios.com, Aviso de privacidad