• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

La ciencia del bienestar animal y la medicina veterinaria

  • Q
  • Abril 15, 2019
  • G
  • 2182
  • 1
  • j
  • 0
i
  • A
  • A
  • A


Artículo publicado en: Mota-Rojas D. (2017). ZOO Revista Veterinaria. Sección de bienestar animal. Junio, 2017: 20-26.

LOS VETERINARIOS SON LOS PRIMEROS DEFENSORES DEL BIENESTAR ANIMAL

La educación en Bienestar Animal es fundamental para el desarrollo integral de la sociedad ya que es un criterio de sostenibilidad y tema básico en la salud y la producción animal. Más allá de la empatía que los estudiantes de veterinaria sienten por los animales, esto debido a su formación y habilidades únicas en el conocimiento y cuidados hacia los animales; todos los veterinarios de cada país son responsables de la prestación de servicios veterinarios nacionales, es decir, los servicios brindados dentro del marco legislativo y bajo los auspicios de la autoridad gubernamental de un país para garantizar la sanidad y el bienestar de los animales, las poblaciones y los ecosistemas (OIE, 2012) [para mayores detalles consulta: Mota-Rojas et al. Teaching animal welfare in veterinary schools in Latin America. International J Vet Sci Med 2018;6:131–140]. Los veterinarios deben ser los primeros defensores del bienestar de todos los animales, dada la contribución esencial que hacen a la sociedad a través de la producción de alimentos, la compañía que brindan y su utilidad en la investigación biomédica y en la educación. Para cumplir con estas obligaciones el veterinario debe prepararse para enfrentar los grandes retos, ya que para mantener la salud de los animales y garantizar su bienestar, se requiere que los estudiantes de Medicina Veterinaria adquieran conocimientos de asignaturas como patología, fisiología, diagnóstico clínico, bioética y etología para que de forma integral puedan aprender y asimilar el concepto de bienestar animal. Sin duda, la inclusión de aspectos de bienestar animal en los programas de estudio complementará la formación profesional del futuro MVZ (Mota-Rojas et al., 2016).



Por otro lado, los veterinarios también debemos ser conscientes de que los signos clínicos relacionados con un bienestar físico alterado, también pueden estar ligados al pobre bienestar en los aspectos mentales y conductuales, no únicamente a factores físicos: vacas lecheras en sistemas intensivos pueden desarrollar calambres musculares por estar alojadas en corrales con áreas destinadas al ejercicio (desplazamiento) muy reducidas. O bien, los animales confinados en jaulas para la experimentación o en los zoológicos con infraestructura tradicional, con espacios reducidos que implican actividad restringida y falta de ejercicio, frustran la expresión de la naturaleza propia de los animales (Mota-Rojas et al., 2016).



EL COMPORTAMIENTO, HERRAMIENTA INDISPENSABLE

Estudiar sobre el comportamiento de los animales de granja (aves, cerdos, bovinos, ovinos y otros), es una herramienta invaluable para detectar si se está afectando su bienestar. Cuando los veterinarios hacemos intervenciones en la infraestructura y el manejo de los animales, como podría ser un cambio de tipo de piso en el vehículo de transporte o una capacitación del personal, es imprescindible realizar evaluaciones del comportamiento antes y después para saber si aquellas mejoran o empeoran el bienestar de los animales. Idealmente, si la intervención lo amerita, se pueden también realizar evaluaciones de la salud de los animales (presencia o ausencia de enfermedades, lesiones, suciedad y otros) y utilizar indicadores fisiológicos, como temperatura, frecuencias cardiaca y respiratoria e indicadores sanguíneos. Muchas veces la evaluación del bienestar de los animales de granja considerará algunas mediciones directas de tipo productivo, tales como peso o condición corporal ganados o perdidos y cantidad de huevos, lana, carne o leche producidos (Gallo, 2016; Orihuela, 2016).

Según Recomendaciones de la OIE sobre las competencias mínimas que se esperan de los veterinarios recién licenciados para garantizar Servicios Veterinarios Nacionales de calidad, se señala que en el ámbito del bienestar animal los objetivos específicos de aprendizaje para esta competencia permiten que los recién licenciados sean capaces de:

– Explicar el bienestar animal y las responsabilidades correspondientes de los propietarios, operarios, veterinarios y de otras personas a cargo del cuidado de los animales;

– Identificar los principales problemas de bienestar animal y participar en las medidas correctivas;

– Saber dónde encontrar información actualizada y fiable sobre las reglas y normas locales, nacionales e internacionales de bienestar animal, con el fin de describir métodos de cuidados necesarios en los siguientes casos:

- Animales de compañía.

- Animales silvestres.

- Producción animal.

- Transporte.

- Sacrificio de animales con fines de consumo humano y matanza de animales con fines profilácticos.

Para mayor profundidad sobre el tema revise el documento: Recomendaciones de la OIE sobre las competencias mínimas que se esperan de los veterinarios recién licenciados para garantizar Servicios Veterinarios Nacionales de calidad. 2012. Paris, Francia.

BIENESTAR ANIMAL Y EL PERFIL DEL MVZ EN LATINOAMÉRICA

De acuerdo a lo descrito por Gallo y Cajiao (2013), las opiniones vertidas por los integrantes de la Mesa de Bienestar Animal en la reunión “Perfil Profesional del Médico Veterinario en Latinoamérica – Visión al 2030-“ indicaron que el Médico Veterinario del 2030 deberá ser capaz de:

- Articular/integrar su formación ética, filosófica, moral y sociocultural con la formación técnica profesional

- Armonizar y encontrar las soluciones efectivas éticas, humanitarias, médicas y técnicas para trabajar los aspectos de salud pública y producción de forma integral

- Promover el bienestar animal en la práctica profesional con todas las herramientas disponibles.

- Evitar hacer procedimientos que pongan en riesgo las necesidades de los animales y evitar el dolor.

- Mejorar la producción e inocuidad alimentaria sin afectar el bienestar animal.

- Conocer la legislación y ser capaz de comunicar y generar cambios favorables hacia el bienestar animal.

- Utilizar argumentaciones técnicas/científicas para la racionalización del uso de animales en experimentación, investigación y docencia.

- Reconocer científicamente las necesidades y la etología normal de los animales.

- Identificar problemas de bienestar y proponer soluciones.

- Actuar en la gestión de riesgos y manejo de desastres.



REFLEXIONES FINALES

  • Las mallas curriculares del MVZ no solo deben capacitar al estudiante para evitar la crueldad y el dolor en los animales, sino además, que el estudiante adquiera las habilidades y destrezas para proponer sistemas alternativos con estrategias basadas en el comportamiento de la especie, que nos permitan incrementar la productividad; por otro lado desarrollar métodos que permitan evaluar el bienestar de los animales de forma objetiva; profundizar en la comprensión de los mecanismos cognitivos y neurofisiológicos relacionados con el dolor, depresión y placer entre otras emociones que se sabe experimentan los animales; así como aprender sobre los mecanismos de habituación insuficientemente comprendidos hasta ahora. A nivel universitario el entrenamiento en BA se debería entregar a nivel de pregrado y postgrado, así como también en la investigación científica.

  • Es importante que junto con la enseñanza del BIENESTAR ANIMAL se implementen líneas de investigación que sustenten los aspectos que luego se enseñan en las aulas; de esta forma los estudiantes se pueden ver enfrentados a ejemplos directos, desarrollados para resolver problemas de interés local o nacional. Actualmente, la intervención docente consiste en “guiar”, “orientar”, “coordinar”, “cooperar”, abrir caminos y mostrar posibilidades al alumnado. Las redes sociales son otro elemento importante para que el estudiante de veterinaria se interese en temas de bienestar animal desde un punto de vista serio y con bases científicas. Por ello te invitamos a que consultes el facebook científico: Bienestar animal latino.



  • Para que los estudiantes se conviertan en profesionales en un futuro cercano, es importante que desarrollen su autonomía. La enseñanza universitaria del siglo XXI debe darle un sentido práctico y útil a los procesos de aprendizaje. A pesar de que ha habido avances significativos en cuanto a la introducción del BIENESTAR ANIMAL en la educación veterinaria, incluyendo la creación de grupos de investigación en distintas universidades Iberoamericanas, aún queda mucho por hacer en cuanto al futuro de esta materia en la enseñanza veterinaria de España y países latinoamericanos y su introducción como una asignatura independiente en los distintos planes de estudio. Creemos que el cubrir contenidos de manera transversal hace que el estudiante no entienda de manera integral el concepto de Bienestar animal.

  • Por ello consideramos necesaria una asignatura exclusiva de Bienestar animal y que preferentemente esta se curse una vez que los estudiantes llevaron ya contenidos de biología celular, fisiología, patología general y sistémica, y deontología. Ponemos a su consideración la tercera edición  del libro “Bienestar animal, un visión iberoamericana” de la prestigiosa editorial Elsevier-Barcelona, España, como una herramienta muy importante para el docente que desea impartir la asignatura de bienestar animal y para los estudiantes que la cursan. La obra fue escrita por 102 colaboradores expertos en el ramo, los cuales son originarios de 16 países y quienes aportaron valiosas experiencias científicas de sus países en el tema de BIENESTAR ANIMAL.

  • Éste libro científico a diez años de su creación y ya en la tercera edición, es sin duda un gran aporte a la Educación Veterinaria Iberoamericana y a la Ciencia del Bienestar Animal que cada día se estudia con mayor profundidad y en donde el MVZ, Biólogo, Zoólogo o Zootecnista tienen por responsabilidad no sólo evitar la crueldad y el dolor en los animales, sino además proponer sistemas alternativos con estrategias basadas en el comportamiento de la especie, que nos permitan incrementar la productividad; por otro lado desarrollar métodos que permitan evaluar el bienestar de los animales de forma objetiva; profundizar en la comprensión de los mecanismos cognitivos y neurofisiológicos relacionados con el dolor, depresión y placer entre otras emociones que se sabe experimentan los animales; así como los mecanismos de habituación insuficientemente comprendidos hasta ahora. Para mayor información de la obra: https://tienda.elsevier.es/bienestar-animal-9788491130260.html

 

 
RECOMENDACIONES BIBLIOGRÁFICAS

  1. Broom, Donald M. 2016. Sentience and animal welfare: New thoughts and controversies. Animal Sentience 5(11).

  2. Gallo C. 2016. Capítulo 14. Bienestar animal y calidad de carne en Latinoamérica. En: Bienestar animal, una visión global en Iberoamérica. Editorial Elsevier. Tercera edición. Barcelona, España. pp. 185-190.

  3. Gallo C, Cajiao MN. 2013. Bienestar Animal. En: Perfil Profesional del Médico Veterinario en Latinoamérica – Visión al 2030 (Ed. JJ Taylor), pp.33-42.

  4. Rosado B., Palacio Liesa J. y García Blelenguer S. 2016. Comportamiento y bienestar en el perro. En: Bienestar animal, una visión global en Iberoamérica. Editorial Elsevier. Tercera edición. Barcelona, España. pp. 15-26.

  5. Mejia C., Amat M y Torres S. 2016. Comportamiento y bienestar del gato. En: Bienestar animal, una visión global en Iberoamérica. Editorial Elsevier. Tercera edición. Barcelona, España. pp. 27-39.

  6. Mota- Rojas D, Velarde-Calvo A, Roldan-Santiago P, Ceballos MC, Cajiao MN, Borderas-Tordesillas F, Zapata B. 2016a. Capítulo 13. Bienestar animal y productividad. En: Bienestar animal, una visión global en Iberoamérica. Editorial Elsevier. Tercera edición. Barcelona, España. pp. 171-184.

  7. Mota- Rojas D, de la Cruz L, Aguera E, Zuccolilli G, Gual F, Cajiao MN, Roldan P. 2016b. Capítulo 8. Bienestar en animales de circo, delfinarios, deportes y eventos tradicionales o culturales. En: Bienestar animal, una visión global en Iberoamérica. Editorial Elsevier. Tercera edición. Barcelona, España. pp. 93-114.

  8. Orihuela-Trujillo A. 2016. Capítulo 16. Incrementando el bienestar animal y la producción a través de la etología. En: Bienestar animal, una visión global en Iberoamérica. Editorial Elsevier. Tercera edición. Barcelona, España. pp. 199-209.

 

COMENTARIOS

Hector Manuel De La Rosa | CDMX, México
15 de Abr, 2019 12:28:16 pm
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy interesante y sobre todo creo que no deben considerarse como actividades contrapuestas el Bienestar Animal y las necesidades de producción masiva de alimentos para una población en crecimiento constante. De igual manera, es relevante que las prácticas de BA se pongan en marcha no sólo en temas de producción, investigación y experimentación sino también en áreas como la exhibición de animales en zoológicos.

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2019, Pecuarios.com, Aviso de privacidad