Inicia sesión | Regístrate

Fortik 4 El verdadero control integral de ectoparásitos


Más del 75% de la población bovina del mundo está parasitada por garrapatas, lo que resulta en pérdidas extremadamente generalizadas que afectan la producción de carne de res (Cordobés, 1997) y México no es la excepción. Uno de los principales problemas económicos en la ganadería bovina en México son las garrapatas y las enfermedades que éstas transmiten. El uso frecuente de ixodicidas ha provocado la selección de poblaciones de garrapatas resistentes (Kunz y Kemp 1994).


Las garrapatas causan cuantiosas pérdidas en las explotaciones ganaderas. Los daños directos en la salud de los animales y los detrimentos secundarios por transmisión biológica y mecánica de enfermedades como piroplasmosis y anaplasmosis provocan la principal preocupación en la producción de bovinos. El control de garrapata es una actividad esencial en la ganadería de pastoreo y demanda una buena estrategia para el control de animales infestados por estos ectoparásitos, mediante la aplicación de sustancias químicas sobre el cuerpo a ciertos intervalos de tiempo los cuales están determinados por región ecológica, eficiencia residual del producto y nivel de infestación (Rodríguez-Vivas et al., 2006).


La resistencia es la capacidad adquirida por individuos de una población parásita que les permite sobrevivir a dosis de químicos que generalmente son letales para una población normal (Woodham y col 1983; Nari y Hansen, 1999)


En México existe diagnóstico oficial de resistencia a los Piretroides, Organofosforados, mezclas Piretroides + Organofosforados y actualmente al Amitraz, incluso a ivermectinas. En consecuencia, se plantea la hipótesis que la aparición de poblaciones de garrapatas multirresistentes será un hecho frecuente a corto plazo; por lo tanto resulta imperativo que a nivel de predios se establezcan estrategias de lucha contra la garrapata, que impliquen una metodología de trabajo que permita mantener la utilidad de las moléculas, dilatando la aparición de resistencia con un enfoque sustentable.


Ante la ineficacia de la mayoría de los compuestos químicos para el control de garrapatas, algunos investigadores citan el uso de mezclas de principios activos para buscar sinergismo entre ellos y eliminar las cepas resistentes (Guglielmone et al 2000). Ahora bien, las interacciones medicamentosas son alteraciones de la acción de un medicamento, por el uso conjunto con otros medicamentos, sustancias fisiológicas o exógenas no medicamentosas en un organismo, obteniéndose como resultado un efecto terapéutico o tóxico de mayor o menor intensidad que lo habitual, debido a dicha interacción (Linares et al., 2002). Por lo tanto, el control estratégico de la garrapata debe estar integrado por tratamientos garrapaticidas con el uso de una molécula diferente de acaricida en cada generación de garrapata, optimizando el uso de las moléculas eficaces, mientras reducimos la presión de selección retardando la aparición de la resistencia.


Actualmente, se está introduciendo con mayor fuerza en el mercado Mexicano sustancias para controlar estos ectoparásitos, dentro de estas los reguladores del crecimiento (IGR). Estos productos químicos actúan en el proceso de muda al afectar el metabolismo de la quitina o la producción de hormonas involucradas, lo que interfiere en el crecimiento y desarrollo de ectoparásitos. Es decir, productos que modifiquen la tasa de natalidad de las garrapatas mediante su acción en las garrapatas hembras adultas que se aparean con éxito, representa una herramienta más en la lucha contra este problema para la ganadería nacional.


Las investigaciones recientes sugieren que difícilmente podemos esperar que los parasiticidas externos por sí solos controlen completamente la infestación, ya que deben combinarse con medidas que garanticen un equilibrio entre el animal y su entorno.


Por otra parte, Rothman (1954) definió la absorción percutánea como el paso de sustancias a través de la piel de un lado a otro, llegando así al torrente sanguíneo. Según Idson (1975), la absorción percutánea es el paso de una sustancia a través de la epidermis, la dermis, los capilares sanguíneos y / o los canales linfáticos hasta el torrente sanguíneo.


El uso de productos como mezclas es diferente, ya que inicialmente, existen a una frecuencia tan baja que excluye la posibilidad de que ocurran juntos en un solo individuo de una población dada. Por lo tanto el ácaro que sobrevive a un plaguicida, en la mezcla, es eliminado por el otro plaguicida.


La aplicación tópica de medicamentos tiene muchas ventajas, como la facilidad de administración y la capacidad de obtener altas concentraciones en la piel debajo del sitio de aplicación, y reduciendo los efectos secundarios sistémicos en comparación con la administración oral o inyección.


Considerando lo anterior, Virbac realiza la propuesta del control estratégico de garrapatas y otros ectoparásitos con la finalidad de hacer frente a un problema complejo y grave.


Fortik 4 la nueva formulación a base de 2.5% Fluazuron, 7% Clorpirifos, 6% de cipermetrina, 6% de butóxido de piperonilo en dosis de 1 ml/10 kg de peso corporal resulta una excelente herramienta para el control integral de la infestación por garrapatas y moscas en el trópico mexicano.


Fortik 4 además, contiene un excelente vehículo que se utiliza como disolvente de medio polaridad, miscible con agua con una gama líquida conveniente que coadyuva a la acción por ataque múltiple,  este se basa en la premisa de que el control se puede lograr mediante la acción de varios agentes que actúan de manera independiente, incluyendo diversos ixodicidas, donde cada uno ejerce una presión de selección a un nivel tan bajo que no conlleva al desarrollo de resistencia. Este enfoque puede contribuir a mejorar la concentración cutánea de medicamentos de formulaciones tópicas.


Cómo funcionan los principios activos contenidos en Fortik 4.


El Fluazuron, provoca alteraciones en la morfología de muchas estructuras quitinosas que desempeñan un papel esencial para la sobrevivencia de las garrapatas y eso puede comprometer el desarrollo total o parcial de las ninfas y la aparición de adultos después de la muda periódica.


El Chlorpirifhos es un organofosforado de contacto que penetra a través de la cutícula de artrópodos inhibiendo la Acetilcolinesterasa provocando un incremento de Acetilcolina ocasionando excitación, contracción sostenida y muerte.


La Cipermetrina pertenece al grupo de los piretroides sintéticos que interfieren con la bomba de +Na y +K en la célula nerviosa de los axones modificando la transmisión causando parálisis “Knock-Down” o derribe y muerte.


Finalmente, el Butoxido de Piperonilo (BPO), no tiene efecto plaguicida por sí solo, sin embargo en combinación con los piretroides convencionales, actúa como sinergista potenciando su efecto pesticida incrementando su toxicidad de manera considerable.


En conclusión, cuando tratamos animales con esta mezcla, las garrapatas inmaduras no pueden mudar a su siguiente etapa del ciclo de vida, otro aspecto de gran relevancia es que el número de larvas que eclosionará de los huevos puestos por las hembras tratadas disminuye considerablemente por la fragilidad de estos y el efecto del medio ambiente sobre ellos. Por lo que podemos argumentar una reducción larval en los potreros con la consiguiente disminución en la infestación en el ganado, seguido de una reducción en el número de tratamientos garrapaticidas.


Algunos aspectos interesantes a considerar con el uso de este tipo de mezclas para el control de garrapata es:

  • Los tratamientos se deben realizar cuando las garrapatas superen el umbral establecido, pero no antes de al menos seis semanas después del tratamiento anterior.

  • El número máximo de tratamientos por temporada anual de garrapatas debe obedecer a la dinámica poblacional para optimizar la relación costo-beneficio.

  • El peso de las garrapatas adultas tratadas, disminuye considerablemente al compararlas contra el grupo testigo, en consecuencia el peso de los huevos generados es menor.

  • Es importante evitar realizar sobredosificaciones de cualquier producto ixodicida en los animales.

  • No hay necesidad de tratar a los becerros menores a 100 kg contra la garrapata, siempre que mamen a las vacas tratadas.

  • Este tipo de compuestos no ofrecen una acción de derribo inmediato, su efecto se observa algún tiempo después del tratamiento.

  • Los productos con acción inhibidora del desarrollo de garrapatas, matan las garrapatas progresivamente, es decir, el periodo para que el ganado esté visiblemente libre de garrapatas puede ser de una a dos semanas.

  • El efecto inhibidor del desarrollo y de eliminación de garrapatas comienza dentro de los tres días posteriores al tratamiento, por lo tanto, no es recomendable para movilización de ganado que se muda a áreas libres de garrapatas.


Las características y beneficios presentes en Fortik 4 coadyuvan a un adecuado control de los ectoparásitos, optimizando la rentabilidad del ganadero y el bienestar animal y sobre todo proporcionando sustentabilidad dentro de los programas de control integral.


Revisión bibliográfica.


1. Cordovés CO. Carrapato: controle ou erradicação. Guaíba: Agropecuária;1997

2. Guglielmone A A, Volponi M M, Scherling N, Muñoz Cobeñas M, Mangold A, Anziani OS et al. Chlorfenapyr ear tags to control Haematobia irritans (L) ( Diptera: Muscidae) on cattle. Vet Parasitol 2000; 93: 77-82.

3. Idson, B.. (1975), Percutaneous Absorption. J. Pharm.Sci., 64, 6, 901-923.

4. Kunz S E, D H Kemp. 1994. Insecticides and acaricides: resistance and environmental impact. Review Scientific Technology. OIE 13, 1249-1286.

5. Linares A, Milián PM, Jimenez L, Chala JM, Alemán H, Bentancourt BY, Rodríguez JM, Martín LM. (2002). Interacciones medicamentosas. Acta Farm Bonaer 21(2): 139-148.

6. Nari A, H J Hansen. 1999. Resistencia de los ecto y endoparásitos: soluciones actuales y futuras. 67ª sesión general. Organización Internacional de Epizootias. París, Francia.

7. Rodriguez-Vivas, R. I., et al. "Prevalence and potential risk factors for organophosphate and pyrethroid resistance in Boophilus microplus ticks on cattle ranches from the State of Yucatan, Mexico." Veterinary Parasitology 136.3-4 (2006): 335-342.

8. Rothman, S. (1954), Physiology and biochemistry of the skin. University of Chicago Press, Chicago, III, 27. apud: BARR, M. (1962), Percutaneous absorption. J. Pharm. Sci., 51, 5, 395-409.

9. Woodham C B, O A González, L A López, M R Guereña. 1983. Progresos en la erradicación de las garrapatas Boophilus en México 1960-1980. Rev Mund Zoot 48, 18-24.

 

 

COMENTARIOS

Fernando Zarrabal | Veracruz, México
03 de Dic, 2020 07:47:20 am

RESPONDER

Me parece interesante el producto, trataremos de investigar precio y quién lo maneja en esta zona.

Cesar Ruiz | Sinaloa, México
08 de Dic, 2020 01:09:25 pm

RESPONDER

Es una gran descripción del problema actual y de una alternativa de combate.

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.






Olvidé mi contraseña

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.