• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Cinco mil ranchos ganaderos en Tamaulipas han cesado su producción

  • Expreso.press
  • Q
  • Enero 30, 2018
  • G
  • 1109
  • 0
  • j
  • 0
i
  • A
  • A
  • A
  • Factores como la inseguridad, las sequías atípicas, heladas y caídas de mercados de exportación han provocado que en siete años, cerca de cinco mil ranchos han dejado de operar

La ganadería de Tamaulipas no ha podido recuperarse de la crisis provocada por la inseguridad, sequías atípicas, heladas y caídas de mercados de exportación, por ello de 2010 a la fecha cerca de 5 mil ranchos fueran abandonados o cerrados en el estado.

Las estadísticas oficiales revelan cómo la exportación de becerros ha sufrido una baja considerable luego que esta actividad dejaba ganancias a productores por más de mil 500 millones de pesos.

En el ciclo de producción ganadera 2011-2012, Tamaulipas logró exportar un total de 219 mil 971 cabezas de ganado a Estados Unidos, mientras que en el ciclo 2016-2017 apenas vendió 102 mil becerros, menos del la mitad que en años más productivos del estado.

Abandonan los ganaderos másde 4 mil ranchos

La difícil situación que existe en el sector ganadero, provocó que en la última década 4 mil productores de ganado, hayan abandonado esa actividad en Tamaulipas, dijo Armando Robles, representante del sistema producto Bovino Carne.

“La mayoría dejaron la ganadería por problemas de sequía, crisis económica y problemas de inseguridad que se recrudecieron los últimos 6 años en el estado”.

La mayoría de los ranchos abandonados se ubican en la región fronteriza en municipios como Mier, Díaz Ordaz, Camargo, Miguel Alemán, Reynosa, así como otros en la zona centro del estado como en el municipio de Hidalgo.

Actualmente estas personas se dedican a la siembra de granos como maíz y sorgo principalmente, ya que vieron que la actividad ganadera no fue buen negocio.

“En Tamaulipas se pueden ver muchos ranchos abandonados, por lo que es difícil que vuelvan a retomar esta actividad”, explicó.

Del millón 400 mil cabezas de ganado que existía, se ha reducido un 30 por ciento por lo que muchos productores pecuarios antes de dejar la actividad vendieron su ganado en el mercado nacional e internacional.

“Afortunadamente los precios de ganado en pie a nivel internacional, han tenido una buena recuperación, pero algunos compañeros por las situaciones que atraviesan están tirando la toalla y optan por dedicarse a otra actividad más rentable”.

En los últimos años, los ganaderos de Tamaulipas han quebrado a consecuencia de la crisis económica, la sequía prolongada que se registró por más de tres años, así como la falta de apoyo que careció este sector por parte de una administración federal panista.

Citó que la crisis en el sector ganadero inició en 2007, con la suspensión del Programa Ganadero (PROGAN), además de la sequía que provocó la muerte de 3 mil cabezas de ganado.

Los problemas continuaron en 2008 con la caída del precio del becerro de exportación, al entrar en vigor la Ley de Etiquetado de País de Origen (COOL, por sus siglas en inglés).

“Esta situación originó que muchos ranchos, dedicados a la engorda de ganado, quedaran casi en quiebra y otros ganaderos optaran por vender sus propiedades, al no contar con recursos frescos para sostenerse”.

Pierden 30% del hato ganadero

Una severa sequía, así como el robo de ganado que se registró entre 2012 y 2014, provocaron que el hato ganadero se redujera en Tamaulipas un 30 por ciento, donde se perdieron 400 mil cabezas de ganado.

La mayoría se vendieron como vacas flacas, otras más se las robaron y otras se murieron por la seca.

Homero García de la Llata, vocal de la Confederación Nacional Ganadera, dijo que fueron años difíciles, debido que eso originó que dejaran de producir 100 mil becerros al año,
lo que provocó pérdidas por 600 millones de pesos en ingresos al sector.

“Antes se producían al año cerca de 400 mil becerros, pero debido a la reducción del hato ganadero apenas se lograron producir 300 mil, provocando perdidas”.

Cierran por inseguridad los rastros TIF

La inseguridad que golpeó los municipios de Aldama, Soto la Marina y Jiménez, donde se hallaban Rastros Tipo Inspección Federal (TIF), fueron obligados a cerrar o disminuir sus operaciones y provocaron que se dejaran de exportar más de 4 mil 500 toneladas de carne a países como Estados Unidos, Japón, Panamá, Rusia y el Salvador.

Fue en 2015, cuando se registró el cierre del rastro TIF de Aldama, por lo que quedaron sin empleo 150 trabajadores, ahí realizaba el sacrificio anual de más de 75 mil reses, cuya empresa prefirió reubicarse en el estado de Querétaro a seguir sufriendo por la ola de inseguridad que registraba en la zona.

En el 2016 también cerró el Rastro TIF de Jiménez, luego que algunos trabajadores fueran secuestrados por grupos delictivos de la zona, cuya empresa denominada Impulsora Ganadera de México, decidió cerrar las operaciones a pesar que realizaba exportaciones a Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea, Rusia y Panamá de cortes de carne y vísceras.

Cada mes este rastro sacrificaba un volumen de 5 mil 389 cabezas de ganado para este fin y era el único que contaba con la certificación del gobierno canadiense para exportar a ese país.

Abigeato imparable; van 138 denuncias

El robo de ganado es el problema que más afecta al sector pecuario del estado, luego que continúan presentándose casos que afectan económicamente a esta actividad, luego que el último año se han presetado 138 denuncias en Tamaulipas.

De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), los productores pecuarios continúan como víctimas de los roba vacas.

El último reporte emitido por el organismo con datos hasta el 31 de diciembre del 2017, detalla que mensualmente se cometen un promedio de 11.5 robos de ganado en el estado.

En promedio se estima que cada res que se roban tiene un precio de entre los 10 mil hasta 30 mil pesos, debido a que la mayoría del ganado que se produce en el estado es de excelente calidad genética, por lo que el daño económico es muy importante.

Robo, lo que más preocupa a los ganaderos

El robo de ganado es lo que más afecta a productores pecuarios del estado, por lo que urge tomar medidas para frenar estos hechos en el campo, por ello no se han reactivado al 100 por ciento los ranchos productores.

Raúl Cervantes, productor de Soto la Marina, reseña que en año y medio son tres ocasiones que le roban ganado.

“En la primera ocasión se llevaron 12 reses, después a los dos meses volvieron por otras 10 y luego 5, por lo que he perdido 27 cabezas de ganado en este municipio y así están muchos productores”.

 

COMENTAR ESTA NOTICIA

S

Para comentar sobre esta noticia es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2020, Pecuarios.com, Aviso de privacidad