Inicia sesión | Regístrate

¿Sabes cuál es el impacto económico por rabia paralítica bovina en la ganadería mexicana?

La rabia es una enfermedad zoonótica, infecciosa aguda y mortal endémica en México. Afecta principalmente al sistema nervioso central y por lo general entra al organismo por la mordedura de un animal rabioso o contacto directo por medio de la saliva al momento de la manipulación.


En diferentes regiones se le conoce como hidrofobia, derriengue, derrengado, rabia paralítica bovina, rabia paresiante, encefalitis bovina, mal de la cadera, huila, tronchado, entre otras.


No existe tratamiento para la enfermedad, la cual evoluciona de manera irreversible hasta la muerte.


La rabia se puede presentar en todos los climas y se considera de distribución mundial. Los animales lactantes son los más susceptibles, le siguen los adultos y son más resistentes los viejos. El periodo de incubación es alrededor de 30 días, esto dependerá del sitio de inoculación (mordedura), la virulencia, la concentración viral y la respuesta inmune del animal. Se ha documentado la manifestación de la infección después de 7 a 10 días, meses o incluso años.


Causantes


Es causada por el género Lyssavirus de la familia Rhabdoviridae siendo el murciélago hematófago (vampiro) Desmodus rotundus el principal reservorio y transmisor de la enfermedad


Signos clínicos


Los primeros signos observados son inquietud, anorexia, tendencia a aislarse, depresión, deshidratación, disminución de la producción láctea, flacidez de la cola y del esfínter anal, espasmos musculares y de las orejas, dificultad para sostener la postura y ambulatoria principalmente en el tren posterior, timpanismo moderado, ataxia, salivación, protrusión del pene y excitación sexual.


Existen tres tipos de rabia: paralítica, furiosa y atípica. La rabia paralítica es la más frecuente y conocida, se puede o no presentar una fase furiosa o de excitación, donde existe salivación excesiva, falta de coordinación, paso vacilante, parálisis ascendente progresiva, postración seguida de una flexión del cuello hacia atrás en forma de “S” y posteriormente la muerte.


La rabia furiosa es el tipo de variedad con signos más evidentes. El bovino tiene una mirada de alerta, expresión de locura, embiste a las personas, animales y objetos inanimados. Estímulos externos como el ruido y luces pueden agudizar los signos de la enfermedad. Antes de morir los animales quedan postrados con el cuello hacia atrás.


En la rabia atípica se observa salivación excesiva, rechinido de los dientes, protrusión de la lengua e imposibilidad de deglutir, temblores musculares, parálisis de los miembros locomotores que se presenta de forma progresiva, se observa debilidad del tren posterior, ataxia, parálisis de la cola, pérdida de peso, insensibilidad cutánea, postración, cuello hacia atrás y posteriormente la muerte.


Acciones en caso sospecha de rabia bovina:

  • Debido a que es una enfermedad zoonótica se debe evitar el contacto directo con los animales sospechosos de rabia.

  • Notificar de manera inmediata a las autoridades correspondientes; cuando ocurra exposición directa de alguna persona deberá notificarse a las autoridades del sector salud.

  • La recolección de muestras para el diagnóstico será efectuada por un Médico Veterinario Zootecnista o personal entrenado para esta actividad, que conozca sobre la manipulación y envío de muestras al laboratorio.

  • Las personas que manipulen los animales sospechosos deben contar con el equipo de protección necesario y haber recibido el esquema de vacunación previo a la exposición.

  • No se deben movilizar bovinos y/o especies ganaderas con signos nerviosos y/o sugestivos o sospechosos a rabia.

Impacto económico


La importancia de esta enfermedad de notificación inmediata obligatoria radica en el riesgo a la salud pública y su alta mortalidad que alcanza casi el 100% de los animales infectados. Las pérdidas económicas que causa la rabia transmitida por vampiros son equivalentes a los $507 millones de pesos anuales en el sector ganadero de México, encontrándose como población en riesgo 44,099,042 animales (13,646,984 bovinos, 7,572,278 caprinos, 6,400,034 ovinos, 13,733,161 porcinos y 2,746,585 equinos) (INIFAP, 2014). Los cambios climáticos, la omisión de casos sospechosos y las diferentes medidas sanitarias que se realizan en cada región del país hacen que exista variabilidad en la determinación de la prevalencia. Actualmente esta enfermedad es endémica en 25 estados del país, donde Veracruz y Tabasco son los estados con mayor número de casos. SENASICA reporta una prevalencia promedio del 5.6 % (3.26 % min-7.25% máx.) (2001- 2006). No obstante otras fuentes reportan una disminución al 2% en los últimos años. Si consideramos un hato ganadero de 100 cabezas (350 kg peso promedio) con afectación de rabia con una prevalencia de 5.6%, el impacto económico que se genera por las muertes de los animales es alrededor $63,896.00 MXN a esto debe sumarse la depreciación de la piel mordida de los animales, los problemas sanitarios de la carne y la leche de los animales afectados, heridas y pérdida de sangre que puede llevar a infecciones secundarias. En este sentido, la inversión para prevenir con VACUNA CONTRA EL DERRIENGUE DE BIO ZOO, para los mismos animales representa alrededor de $6,265.00 MXN, los cuales representan el 9.8 % del total de la pérdida (Cuadro 1).  

 



 

COMENTARIOS

MARCO ANTONIO HIDALGO | CDMX, México
23 de Oct, 2020 11:36:50 am

RESPONDER

Muy bueno y útil, se da el remedio y el trapito.

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.






Olvidé mi contraseña

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.